Free marketing tools

Cultiva.me | Cultiva tu marihuana!!    
 

Nuevos poderes de la Maruja

cannabis sativa

Ciencia pro cannabis

La absurda persecución que nuestras políticas sociales le han hecho al consumo de marihuana está debilitándose cuando la buena información toma más cuerpo en un mundo cada vez más comunicado.

En este sentido el auxilio que esta planta presta a la medicina apunta a la recuperación del vínculo mental Hombre-planta que está implícita en las evolución de las especies y en los nexos bioquímicos que nos emparentan en algunos aspectos a los humanos con otros seres productores de canabinoides.

La sabiduría de la naturaleza empieza a ser respetada luego de la asfixiante visión monolineal, plana, mecanicista, newtoniana que aun sigue “trancando” el salto, enlenteciendo el traspaso a la próxima fase en este camino progresivo, en lo sensible, evolutivo en tanto la conciencia se centra y complejiza, echando mano de un par de conceptos del teólogo francés, Theilard de Chardín.

¿Cuándo y cómo se ha venido afirmando y reafirmando esta condición sanadora del cáñamo?

¿Qué argumento inventará ahora el cancerbero, el recortador de libertades individuales y espirituales, el sistema “trucho”, escuálido, inoperante, que nos vende como ley y seguridad las rejas de una prisión colectiva?

Sí, una celda gigante que deja fuera de la legalidad los secretos de la vida, los estímulos naturales de la psiquis de la especie, los eslabones de la cadena metafísica que reúne lo vivo con lo muerto y lo cierto con lo alucinado.

Pero al parecer el sistema se sanea, lento, a fuerza de equivocarse y de grandes sacrificios, el ser va recordando el secreto del olvido de sí, del Dios que no se sabe, que se auto-ignora, es una buena sugerencia orientalista y seguramente venida de la sabia India. No es difícil relacionar el cáñamo índico con las filosofías esencialmente empíricas aunque trascendentales que toman esta senda: El misticismo, contacto directo con la esencia divina.

Efectos medicinales según “la gente”.

La sabiduría popular no tiene discusión. No se sabe cómo surge la cita, el refrán, la frase, pero sí que “le embocan” de lleno. En este sentido he constatado empíricamente muchos de estos “pronósticos” y me informado luego, en fuentes avaladas para comprobar que lo que se dice de las bondades de la “maruja” es verdad.

Como estimulante, por ejemplo, el cannabis tiene un amplio número de indicaciones. Para casos extremos nadie discute ya la administración de cáñamo a enfermos terminales que pueden paliar los dolores y distraer la mente en la magnífica creatividad y olvido de los moldes que proporciona el efecto psicológico de una dosis potente de tetra-hidro-cannabinol (THC)

Pero no veo necesario que tenga que llegarse a tanto, más aun cuando se le reconocen ya, por tradición, muchos usos medicinales al cáñamo, sedante, desinflamatorio, febrífugo, podía indicarse para despertar el apetito, y esto es notable, sirve para los mareos de las embarazadas y cuando están cerca del parto, las tranquiliza.

Puedo seguir enumerando otras virtudes: Se la receta para los dolores crónicos por su poder sedante y calmante; en lo que al asma se refiere, la ha curado por completo y, para enfermedades oculares como el glaucoma, la indican hasta los médicos, que lo saben muy bien.

En esta línea parece lo único sano y recomendable para personas que sufren el extraño y torturante mal denominado “fibromialgia”, donde el factor psicológico es determinante ya que duelen todas las articulaciones sin causa aparente.

Los nuevos poderes

Pero la ciencia ha seguido encontrando nuevos poderes de la marihuana.

Se la está usando en forma combinada con otros fármacos para el cáncer y el SIDA y especialmente en males como el ELA, esclerosis lateral amiotrófica, donde el paciente sufre dolores muy intensos y el cáñamo ofrece un benefactor descanso.

Se supo que el Príncipe Carlos y gran parte de la monarquía inglesa está a favor de la legalización del cáñamo y se ha movido en esta empresa desde hace unos cuantos años. De hecho se comenta que la reina Victoria utiliza o utilizaba el cannabis para menguar sus dolores femeninos.

Cuando el príncipe visitó a unos enfermos terminales habló con una señora sufriente y le preguntó si había probado con el cannabis. Esta actitud sorprendió mucho en la órbita internacional ya que la realeza siempre ha sido muy conservadora. Vale recordar, sin embargo, que las ideas liberales nacieron en esta tierra y que, precisamente, en Inglaterra se formaron las principales farmacias y compañías del opio y luego la del té. En este sentido no hay razón para que las autoridades de la Gran Bretaña se escandalizaran demasiado.

Pero lo que realmente sorprendió en el mundo por medio de las revistas de divulgación científica y de medicina, fue la publicación de un equipo de la Universidad Complutense de Madrid que mostró buenos resultados del cannabis contra la reproducción de células cancerosas.

En este sentido, la marihuana pasa al centro de la investigación médica, ya no como una medicina alternativa para síntomas secundarios sino que muestra su magnitud curadora en el seno del conflicto médico actual: La lucha contra el cáncer.

En un principio, Manuel Guzmán, director del equipo, había llegado a comprobar la derrota de las células cancerosas a manos de un canabinoide, en un cultivo externo. Hasta luego del 2000 no se llevaron experimentos decisivos en seres vivos, pero ya se demostró que sí, el cannabis es selectivo, solo mata a las células dañinas.

Pero sólo sirve para el cáncer en los tejidos nerviosos ya que es allí donde están los receptores específicos del cannabinoide, sea este del tipo que sea. No importa si es vegetal o sintético, si se trata del que se elabora dentro del organismo (en forma endógena), es decir, de aumentar su producción, también se obtiene un resultado favorable contra el tumor.

Hay entonces dos formas de llevar este proceso adelante. Una es aumentando la cantidad de esta sustancia en la sangre y otra eliminando o inhibiendo sus detractores naturales en el cuerpo: ciertas enzimas.

Se confirmaron más recientemente, en el 2007, en una investigación de la Universidad de Washington, cuando se le administró endocannabinoides a animales con esta enfermedad y quedó claro que retrasó la enfermedad y no afectó la supervivencia del animal.

Ya en el 2006 se habían efectuado pruebas con un cannabinoide hecho en laboratorio que se acopla únicamente a un receptor CB2 y como consecuencia de este tratamiento los ratones tuvieron una supervivencia superior en más de un 50%.

Las dosis usadas en los experimentos son parecidas en las que se auto-administra un fumador de marihuana habitualmente.

Seguimos sorprendiéndonos con los nuevos poderes de la marihuana.

La imagen que encabeza se la debemos Grumbler %-|

Be Sociable, Share!
 
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...


There are 3 Comments to this article

ALMA says:
07/21/2010

DE HECHO LA MAYORIA DE LAS PERSONAS SABEN Q LA MARIHUANA APARTE DE PROVOCAR UN BUEN VIAJE, SANA MUCHAS ENFERMEDADES….. COMO LAS Q MENCIONASTE, SIN EMBARGO LA EXCLUSION, POR EL FUERTE CONSUMO EN DELICUENTES HAC PENSAR CON DOÑA MARI NO SIRVE Y Q TODO LO CONTRARIO, EN VEZ DE CURAR CANCER…..LO PROVOCA….jaja

kcats28 says:
07/22/2010

Sí, tienes razón en eso, Alma, lamentablemente se ha recluido el consumo a los bajos mundos, pero esto ha sido por tratársela como algo “malo”, conclusión de los fundadores de nuestras leyes al respectos (Los puritanos que fundaron EE.UU)Desde entonces se ha dmonizado a la planta y aotras muchas sistancias psicoactivas y esa demonización y exclusión la ha hecho formar parte de un mundo al que no pertence en sí. Te recuerdo, en cambio, que hay círculos muy bien conceptuados socialmente que son consumidores habituales de cáñamo y no se arrepienten de serlo. Gracias por participar y poner tu cuota hacia la transparencia y la intelegibilidad de nuestra cultura.

Marihuana industrial | Cultiva.me | Cultiva tu marihuana!! says:
09/09/2010

[…] a cuestiones relacionadas con la descalificación de los pequeños y medianos productores de marihuana medicinal, ahora desplazados por las nuevas disposiciones, nunca en torno a sí convenía o no la […]

Write a Comment